Cómo afrontar un descenso en bicicleta

Imagen_ciclista_descensoEn este blog hemos hablado varias veces de la subida, del desafío que cada ascenso representa para nosotros los ciclistas y cómo afrontarla del mejor modo posible. Para algunos, la mejor parte de una subida es lo que viene después… Porque después de cada escalada, llega el momento más divertido, adrenalínico y peligroso: el descenso.

He intentado agrupar algunos consejos prácticos para afrontar mejor un descenso, de manera más segura y por tanto, más divertida.

1- Controla tu centro de gravedad

imagen_ciclista_descenso_ controlManteniendo el centro de gravedad bajo tendrás una posición aerodinámica, serás más estable y controlar tu bici te resultará más simple. Por este motivo, el manillar bajo es la solución más eficaz desde todos los puntos de vista, porque te permite mantener el busto lo más paralelo posible al terreno, ganando estabilidad, aerodinámica y control.

Sin embargo, para muchos ciclistas el manillar bajo no es una posición muy cómoda, probablemente por tener poca flexibilidad en el tronco o por costumbre, pero veo a muchos de nosotros bajando con las manos apoyadas sobre el manillar.

 

2- Usa tus amortiguadores naturales

imagen_ciclista_descenso_pesoIntenta distribuir parte de tu peso sobre las piernas, evitando de ese modo relajarte demasiado sobre el sillín durante el descenso. A medida que la velocidad aumenta, los baches del asfalto tendrán siempre un impacto mayor sobre ti. Con esta posición ligeramente levantada sobre el sillín conseguirás usar las piernas como amortiguadores naturales.

3- Atento a no enfriarte

imagen_ciclista_descenso_pedaleoSi bien el descenso te permite recuperar las fuerzas gastadas en la subida, hay diferentes motivos por los cuales debes acordarte de pedalear.

Pedalear manteniendo una elevada cadencia, te permite no rebajar demasiado tu frecuencia cardíaca y enfriar tu motor. Además, especialmente si estamos en montaña y hay viendo, mantendrás los músculos calientes, sufrirás menos el frio y estarás preparado para continuar al finalizar el descenso (¡hay que volver a casa!).

Así que ¡ten el motor encendido y continua a pedalear!

4- ¡Concentración!

Imagen_ciclista_descensoAcostúmbrate a alternar velozmente la concentración: por una parte controla la respiración y la cadencia, por la otra controla el descenso. No te olvides que en descenso todo sucede más deprisa, estar concentrado te permitirá anticiparte y responder rápidamente a las diferentes situaciones.

5- La posición en curva

imagen_ciclista_descenso_curvaLas ruedes tienen mayor agarre cuando el peso del cuerpo queda vertical con respecto al punto de contacto entre rueda y carretera. Entonces, cuando nos enfrentamos a una curva en descenso es importante inclinar la bici, pero mantener el centro de gravedad del cuerpo hacía el eje de las ruedas.

Esto es, lo contrario de lo que hace Valentino Rossi con su moto; la diferencia es que el peso de la moto es superior al del piloto, mientras que en el caso bici-ciclista es exactamente el contrario.

Por tanto:

  1. Mantén el cuerpo lo más recto posible a medida que la bici se inclina hacia la curva. Esto te ayudará a aumentar la estabilidad y te permitirá modificar la dirección en caso de que fuese necesario.
  2. Intenta llevar el peso hacía la pierna exterior que obviamente llevarás estirada (pedal interno en alto). Esto permite trazar mejor la curva y maximizar la velocidad.

Además, el peso distribuido de esa manera aumenta el grip entre las ruedas y la carretera y siempre es una ventaja en relación a la estabilidad.

6- ¡Mira por dónde vas!

imagen_descenso_obstaculoRecuerda esta regla:  tenderás a ir siempre en la dirección hacia la cual estás mirando.

Así que no te distraigas mirando carreteras cercanas, paisaje, etc.  Intenta mantener el mentón hacia la dirección en la cual quieres ir mira más allá de la curva y disfruta de la visión periférica para evitar los posibles obstáculos

Recuerda que cuanto más aumentes la velocidad más tendrás que alejar tu atención, si hay otros ciclistas que te preceden, observa cómo afrontan las curvas, será una ventaja para ti a lo hora de decidir la trayectoria y la velocidad más adecuada, pero mantén una distancia de seguridad y no los imites totalmente, no vaya a ser que ellos hayan tomado mal la curva.

7- ¿Cuándo frenar?

imagen_ciclista_descenso_frenarLa velocidad con la cual afrontes a curva es fundamental.  Debes configurar la correcta velocidad antes de iniciar. En una curva es peligroso frenar porque la bici tiende a inclinarse hacia fuera y las ruedas pierden adherencia.

 

8- ¿Cómo estructurar las curvas?

curvas_direccionDesde el punto de vista teórico, la mejor manera posible para configurar una trayectoria es empezar alejado de la curva y acabar cerca de la curva, frenar cuando lo necesites para después comenzar a apretar hasta llegar al “ápice” de la curva.

En la salida después puedes dejar ir la bici y reprender tu acción.

Sin embargo, esta es una teoría que prevé una carretera completamente cerrada al tráfico y sabemos que ni en las gran fondo podemos fiarnos completamente de este factor. Evita por tanto salirte fuera de tu carril y no subestimes el hecho de que por culpa del sonido del viento te costará más percibir los ruidos de la carretera, así que atento siempre a si tienes un coche detrás.

Aquí el vídeo completo (en inglés) del cual he tomado las imágenes:

9- ¿Estás bien?

Termino este artículo con un consejo de la abuela: antes de afrontar cualquier descenso, evalúa tu nivel de lucidez. A menudo las caídas son causadas por un excesivo cansancio, acumulado durante la subida precedente que nos hace perder reflejos mentales y físicos.

Así que si no te sientes mejor, párate unos minutos, come, bebe y cuando te sientas al top, inicia el descenso.

¿Qué opinas de este argumento?

Tengo curiosidad por conocer vuestros consejos.

Espacio a los comentarios:

 

Commentarios

Commentarios

3 Comments

  1. Javier
    • Davide